La hormiguita desobediente

DSC00875

Estaba la hormiguita jugando con unas flores y su mamá.

-¿Mamá, otra vez lechuga y verduras? ¡A mí no me gustan las verduras!- dijo la hormiguita.

Su mamá le explicó que las verduras eran buenas para su organismo y otros alimentos como los dulces y las carnes rojas le harían daño a su salud.

La hormiguita no hizo caso y salió de casa hacia el restaurante de comida rápida que quedaba cerca del parque. Allí se metió por una ranura de la pared y fue directa a las carnes y helados y se dio un gran banquete. Volvió a casa redonda como una pelota y su color pasó de ser negro a amarillo de lo pálida que estaba. Cuando su mamá la vio, se preocupó mucho porque se veía muy enferma. Entonces llamó al doctor y cuando llegó le tuvo que hacer un lavado de estómago que la dejó vacía y tuvo que inyectarle suero para hidratarla. En definitiva, fue una tarde muy dolorosa para la hormiguita.

Después de ese día hizo caso a su mamá para no volver a sentirse tan mal.

DEBEMOS ESCUCHAR LOS CONSEJOS DE NUESTROS PADRES Y CUIDAR NUESTRA ALIMENTACIÓN PARA NO ENFERMARNOS.

DSC00877                                CUENTO ORIGINAL DE ESMERALDA DÍAZ (1º ESO)

Advertisements

1 comentari

Filed under Sin categoría

One response to “La hormiguita desobediente

  1. esmeralda

    muy chula!!!

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s